Prevención fuga de datos

Minimización de riesgos

Mantén los datos críticos en la empresa a salvo. Controla los dispositivos de los empleados que se utilizan para trabajar. Ningún dato que se encuentre en la zona protegida de la  empresa podrá escaparse de estos dispositivos. Los colaboradores no podrán sacar información para compartirla con la competencia ni para beneficio propio.

Protege archivos ante terceros

Evita que los archivos importantes lleguen a manos equivocadas, tanto dentro como fuera de la empresa, y les advierte a los administradores cuando detecta algún riesgo potencial.

Detecta ataques

Detectar ataques de ingeniería social así como intentos de extorsión en las etapas iniciales de estas amenazas, por lo que impide que afecten la empresa.

Cifra los datos para evitar su mal uso

Protege los datos importantes incluso cuando los equipos y dispositivos se pierden. El disco completo o los archivos seleccionados permanecen cifrados y son ilegibles para terceros.

Ayuda en la gestión de recursos

Controla el uso de la impresora y de las aplicaciones, y limita las actividades online excesivas. Identifica cambios en la productividad y revela tendencias peligrosas a largo plazo.